John le Carre

La chica del tambor

Автор John le Carre
Формат TXT
Рейтинг книги
0.00
(оценок < 5)
0 10

El incidente de Bad Godesberg constituyo la demostracion, a pesar de que las autoridades alemanas no habian tenido medio de saber de antemano lo anterior. Antes de Bad Godesberg habia habido crecientes sospechas. Pero la alta calidad del planeamiento, comparada con la baja calidad de la bomba, transformo las sospechas en certidumbre. Como se suele decir en el oficio, el hombre tarde o temprano deja su firma. Lo irritante es la espera.

Estallo mucho mas tarde de lo que se habia proyectado, probablemente mas de doce horas mas tarde, a las ocho y veintiseis minutos de la manana del lunes. Varios difuntos relojes de pulsera, propiedad de las victimas confirmaron la hora. Y lo mismo que ocurrio en los casas semejantes que se dieron en el curso de los ultimos meses, no hubo previo aviso. El estallido de una bomba, en Dusseldorf, que volo el automovil de un funcionario israelita, que se hallaba de visita, con la mision de comprar armas, no fue anunciado de antemano, como tampoco ocurrio en el caso del librobomba enviado a los organizadores de un congreso ortodoxo judio en Amberes, que hizo volar por los aires a la secretaria honoraria, y causo quemaduras mortales a su ayudante. Tampoco hubo aviso en el caso del cubo de basura, con una bomba dentro, que estallo ante un banco israelita de Zurich, mutilando a dos transeuntes. Solo la bomba de Estocolmo fue previamente anunciada, pero resulto que los autores del atentado pertenecian a una agrupacion totalmente diferente, y que el estallido no formaba parte de la serie anterior, ni mucho menos.



X